View Notice

CHL/SDP/110/2019
Procurement Process :RFP - Request for proposal
Office :UNDP Country Office - CHILE
Deadline :30-Oct-19
Posted on :16-Sep-19
Development Area :SERVICESSERVICES
Reference Number :59300
Link to Atlas Project :
00069333 - Implementación de la nueva institucionalidad educativa
Documents :
CHL/SDP/110/2019 Bases
CHL/SDP/110/2019 Anexos
CHL/SDP/110/2019 Minuta Reunión Informativa
CHL/SDP/110/2019 Preguntas y Respuestas
CHL/SDP/110/2019 Enmienda A
CHL/SDP/110/2019 Enmienda B
Overview :

El Ministerio de Educación, desde el año 1995 en enseñanza media y desde el año 2003 en enseñanza básica, ha implementado el Programa de Bibliotecas Escolares CRA. Las bibliotecas escolares tienen como misión apoyar la implementación del currículum y generar instancias de aprendizaje, en un espacio adecuado y que contenga todos los recursos de aprendizaje del establecimiento (impresos, digitales, material didáctico, etc.) recibiendo el nombre de Centros de Recursos para el Aprendizaje, CRA.

Al considerar la cobertura que ha alcanzado esta política educativa, se registra que a la fecha las bibliotecas escolares CRA se han implementado en un total de 8.288 establecimientos educacionales distribuidos en todas las regiones del país.

Desde el Ministerio se han encargado varios estudios sobre la situación de las bibliotecas CRA. En el año 2008 se realizaron dos estudios complementarios sobre las bibliotecas CRA, uno cualitativo a cargo del Centro de Investigación y Desarrollo (CIDE) de la Universidad Alberto Hurtado y otro cuantitativo que fue realizado por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) y Asesorías para el Desarrollo.

Durante el año 2010, la unidad a cargo de estas bibliotecas, con el apoyo de la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales y el Centro de Desarrollo Cognitivo de la misma Universidad, elaboró Estándares para las Bibliotecas Escolares CRA[1]. El objetivo de estos estándares es doble: de un lado, estimular/encauzar procesos permanentes de autoevaluación de los CRA en los establecimientos escolares; y de otro, definir un marco de variables para un sistema de información periódico que permita monitorear la trayectoria que recorren las bibliotecas escolares y las brechas que existen con respecto al nivel esperado definido en los estándares. Los Estándares para las Bibliotecas Escolares CRA son los siguientes: 1. Definición de la Biblioteca Escolar CRA, 2. Usuarios, 3. Espacio, 4. Colección, 5. Equipo de trabajo, 6. Gestión pedagógica, 7. Gestión administrativa y 8. Redes y cooperación.

Considerando los estudios que se han llevado a cabo sobre la materia, algunos de los principales hallazgos que han arrojado las investigaciones sobre las Bibliotecas Escolares se relacionan con un balance en general positivo sobre la implementación de los CRA, principalmente porque poseen una buena aceptación y son bien valoradas (CIDE, Instituto IDEA Chile y Asesorías para el Desarrollo, 2010). El estudio de Evaluación de las Bibliotecas Escolares (CIDE, UAH, 2009), asegura que la gran mayoría de los establecimientos educacionales han realizado el tránsito desde una biblioteca escolar a un centro de recursos del aprendizaje, esto se distingue principalmente por la presencia de estanterías abiertas, la circulación de los recursos y la autonomía de los estudiantes al interior del CRA.

Según el estudio Encuesta Censal (2011), al comparar las características de las bibliotecas con y sin apoyo del Programa se observó que en todos los indicadores considerados –espacio, equipamiento, horario, personal a cargo, gestión administrativa y pedagógica, etc.-­ la situación resultaba ser más favorable en las bibliotecas que habían recibido apoyo en el pasado del Programa CRA que en aquellas que no habían contado con este apoyo.

Si bien la cobertura actual de las Bibliotecas CRA al año 2018 es del 96,9%, estudios pasados mostraron que los establecimientos educacionales que no disponían de bibliotecas explicaban esta situación aduciendo a razones de inexistencia de las condiciones mínimas para el funcionamiento de los CRA, “particularmente la no asignación del cargo de encargado(a), o que este contempla pocas horas de trabajo, o el hecho de que no existe espacio físico habilitado para el funcionamiento del centro” (CIDE, UAH, 2009;246).

 

En el análisis del funcionamiento y desarrollo de una biblioteca CRA, el rol del encargado es fundamental, asegurando que en los casos en que el encargado cuenta con una dedicación exclusiva para la administración y la gestión del CRA estos “funcionan, o por lo menos demuestran un dinamismo funcional a las necesidades del establecimiento” (CIDE, UAH, 2009;247). No obstante, existen diferencias importante en la gestión, se asegura que cuando existe un encargado CRA con jornada completa de dedicación al CRA, existe un dinamismo funcional a las necesidades del establecimiento.

Dada la importancia que cumple el Encargado CRA en el desarrollo de la gestión de la biblioteca, es que existen mayores problemas cuando éste no ha recibido la capacitación adecuada. En los estándares para las bibliotecas escolares CRA, el rol del encargado es clave para la articulación de los recursos CRA con los objetivos curriculares institucionales.

Por otra parte, considerando la relación de las bibliotecas escolares con resultados de aprendizaje, se señala que el Programa CRA ha jugado un rol significativo en el acercamiento de los niños y niñas de educación prebásica a los libros y a la biblioteca (Encuesta Censal, 2011). Sin embargo, no existe una asociación consistente entre las variables de implementación, uso y funcionamiento de las bibliotecas escolares CRA y los resultados obtenidos en las pruebas SIMCE (Strasser, Narea y Martínez; 2017).

Finalmente, el ya citado estudio Encuesta Censal llevado a cabo el año 2011, da cuenta de una brecha importante al comparar la situación de las bibliotecas CRA y los estándares definidos por la Subsecretaría de Educación.

Por todos los antecedentes anteriores, por el avance que se ha logrado en la cobertura de las Bibliotecas Escolares CRA en los últimos ocho años y dado que se requiere actualizar la información disponible sobre la totalidad de las bibliotecas escolares, es que resulta fundamental desarrollar un estudio censal en las bibliotecas escolares del país que permita conocer cuáles son las condiciones en las que se encuentran y cómo ha sido su funcionamiento. En consecuencia, la Unidad de Currículum y Evaluación de la Subsecretaría de Educación define la necesidad de desarrollar un estudio de carácter censal en una primera etapa que responda a la pregunta por el estado, uso y funcionamiento de las bibliotecas escolares de los establecimientos educacionales municipales y particulares subvencionados del país. Los hallazgos que emanen de este estudio constituirán un insumo fundamental para la política educativa en torno a las bibliotecas escolares.